La estabilización iónica o electroquímica con CON-AID consiste en un intercambio iónico forzado
capaz de reducir la capa de "agua adsorbida” de las partículas de arcilla, mejorando su
comportamiento mecánico al disminuir la plasticidad y su expansión.
Poderosas moléculas proporcionadas por el estabilizador pueden disociar fácilmente cationes débiles
(como los del agua y otros metales) y reemplazarlos permanentemente. Además, los sitios iónicos
vacantes sobre las superficies de las arcillas pueden ser ahora ocupados por moléculas de CON-AID.
Por otra parte las colas hidro fóbicas de dichas moléculas quedan orientadas hacia afuera de las
superficies del mineral de arcilla recubriendo los poros y capilares de la matriz del suelo. Esto último
significa que el agua ingresada al sistema se comportara ahora como agua libre, pudiendo ser
eliminada rápidamente por evaporación, compactación o efecto gravitatorio.
El tratamiento del suelo con CON-AID provee la acción electroquímica requerida para repeler el agua
de los minerales de arcilla.
Principales efectos de CON-AID /CBR PLUS
1- Mejora la TRABAJABILIDAD DEL SUELO, facilitando el proceso de compactación.

2- ESTABILIZACION PERMANENTE DE LAS PARTICULAS DE ARCILLA. La pérdida de agua de las
partículas (y por ende del suelo), ocurre debido a la realización de procesos iónicos y evaporación. El
proceso de intercambio iónico sólo ocurre después de la compactación. Solamente después que el
proceso químico ha concluído las partículas de mineral de arcilla se acomodan intimamente unas con
otras, INCREMENTANDO LA CAPACIDAD DE CARGA DEL SUELO, a medida que pasa el tiempo y
con la acción del tránsito.

La duración del proceso químico depende del tipo de material que se trate y de las condiciones
climáticas imperantes.
De acuerdo a la experiencia, este período puede variar entre los siete y los 60 días.

La aplicación de CON-AID permitirá el uso de una amplia gama de materiales que, previamente, no
podían considerarse aptos. Esto da al ingeniero, mayor espectro para la utilización de materiales in-
situ, en una o varias capas de un pavimento, reduciendo la necesidad de importación de suelos desde
las canteras (tremendamente perjudiciales para el medio ambiente).

Las nuevas propiedades adquiridas por los materiales tratados, reducen en forma importante las
pérdidas de material debidas a la acción del tránsito, incrementando la vida útil del camino hasta 6
veces, respecto del mismo material sin tratamiento.

Más del 85% de reducción de costos en mantenimiento del camino, lo que resulta en los siguientes
Beneficios:
• Menor costo de construcción y necesidad de materiales
• Mínimo acarreo y manipulado
• Reducción de mantenimiento
• Importante ahorro en movimientos de suelo y fletes
• Una lluvia durante construcción no afecta el tratamiento
• Reduce el desprendimiento de polvo
• Permite su posterior pavimentación
• 1 tambor de 100 lts rinde entre 10000 y 20000 m2
• No tóxico-No afecta las personas ni el medio ambiente

OBSERVACIÓN:
Mientras el tipo de suelo presente mayor componente de arcilla / limos fino mayor será la reducción de
polvo. Los suelos con exceso de plasticidad o algún tipo de arcilla podrían requerir la aplicación de una
capa de grava #1, o material petreo de 20 mm. en una proporción de 20 a 25 kilos por mt2. Dicha capa
debe ser compactada inmediatamente despúes de la estabilización, quedando esta como carpeta de
rodamiento para crear fricción en las llantas de los vehiculos.
Es muy importante tener en cuenta el costo de este material extra si fuera el caso.
Todos los derechos reservados. EVICO Colombia, 2014.